Por lo tanto, era plenamente consciente de su búsqueda e cosciente della pregunta que
poneva a tutti i contenuti e a tutti gli aspetti del mundo: eso es lo que trato? Pero un día había una muy pequeña inflexión, sólo uno de los que, Es muy pequeña, causar grandes cambios. Se detuvo para preguntar si él finalmente había logrado el objetivo de su búsqueda e si rese conto che un qualsiasi questo non poteva mai ser altro che un nome attribuito a qualcosa che era in lui e non nel mundo exterior: y los nombres no son más que ruido y el humo. En ese momento desapareció la separación entre sujeto y objeto, come direbbero i Filosofía. La mundo non può privarci di ciò di cui è privo, tornava a ripetersi con sua enorme preguntarse. E tornava a ripetersi anche la frase per lui singolarmente ricca di significado: Ya yo no. De repente se dio cuenta de que el búsqueda Él era la única causa de su no encontrar, che nel mundo non si può trovare, y no puede, por tanto,, lo que siempre fue.

Per lui si avverarono così le palabras dell’Apocalisse, anunciando el fin de los tiempos: e sprofondò nella pienezza eterna del este.

Pero él vivió en esta atemporalidad sólo por una fracción de segundo, ¿Por qué, en un intento
detener, subito ricadde nella ipersoluzione di dare un nome allexperiencia e di cercare di
juegalo…

Pablo Watzlawick sulla ricerca – De multa in peggio

Esto es lo que busco? último cambio: Tuesday,30 Octubre 11:51, 2012 la nabladue
Cuota!










Enviar
Más participación botones
Compartir en Pinterest
No hay imágenes.